Siguenos

Ve de viaje sola, no es tan difícil

A todas nos ha pasado, todas en alguna ocasión hemos deseado salir corriendo de la rutina, agarrar maletas e irnos de viaje, muchas se han detenido ante ese miedo de viajar solas, porque es algo a lo que no estamos acostumbradas, sin embargo, creo que en alguna ocasión debemos intentarlo y lo digo por experiencia, no es tan malo.

La primera vez que viajé sola, debo confesar que fue un poco incómodo o mas bien raro, pero, descubrí que no me desagradó por completo, desde luego, no todo es miel sobre hojuelas, pero son más los puntos buenos que los malos, te mencionaré algunos que tras leer en la red comprobé que coincidían con lo que yo pude aprender.

 Aprendes a buscar: Es común que cuando vas de viaje con alguien, sea esa persona quien busca los vuelos, hace las reservaciones y hasta planea el itinerario, eso podría parecer muy cómodo, pero, siempre es mejor hacer las cosas por ti misma e ir a donde tú descubres que deseas ir. Es emocionante planear, descubrir tus rumbos y andarlos.

Conocerás gente nueva: Es posible que algunos de tus amigos puedan pasarte contactos de personas que conozcan en el lugar al que vas o también puede ser que hagas nuevas amistades, a fin de cuentas dicen que “ningún viajero hace tantos amigos como aquel que viaja sin compañía”. De seguro encontrarás a personas que querrán pasar su tiempo contigo aún cuando tengan poco tiempo de conocerte. 

Te olvidarás del celular: Pero calma, que no nos referimos a algo literal, sino al hecho de que las redes sociales dejarán de ser tan importantes, por lo tanto, te concentrarás en disfrutar de lo que hay a tu alrededor, especialmente porque será mejor ahorrar la batería para tomar fotografías, pedir un Uber o consultar algún mapa. Será imposible que la pila de tu smartphone dure todo el día, así que terminarás por priorizar. 

Nuevos amigos: Ya se que mencioné que conocerías a personas nuevas, pero también habrá algo más allá, intenta ser amigable con las personas y ten por seguro que los choferes de taxis, de Uber e incluso los meseros te serán de mucha ayuda, te darán recomendaciones de lugares que serán mucho más interesantes que los anunciados por los folletos turísticos. Dicen los viajeros más experimentados que yo, que la mejor manera de conocer un lugar es a través de su gente, así que, olvídate de los audífonos y de solo concentrarte en las fotos, muestra tu mejor sonrisa y se sociable, ¿quién mejor que guiarte en un viaje que las personas que viven ahí?, además después podrías devolver el favor invitándolos a tu ciudad y siendo su guía, así inician grandes amistades. 

La comida: Este es un punto importante, aquí si titubeo un poco porque soy una persona algo difícil para probar cosas, nuevas, pero de vez en vez uno debe animarse, así que pregunta con confianza todas tus dudas acerca de los platillos nuevos para que puedas ir ampliando tu experiencia culinaria. 

Otro punto importante en este aspecto será considerar los tamaños de las porciones, que no sean muy pequeñas o demasiado grandes como para que no puedas terminar con todo. ¡Ah! Y un punto importante es que preguntes si pueden envolver lo que te sobre para llevar, así, aunque la porción sea grande, si te sobra podrás tener un snack para comer después. 

En este punto lo único malo que yo veo es el hecho de tener que comer sola, pero, siempre hay retos personales a vencer en un viaje. 

Playa: Una de las partes malas (que en realidad son pocas) es que si vas a la playa no hay quien vigile tus cosas mientras nadas, por lo tanto deberás ir con lo indispensable y mantenerte alerta por más seguro que sea el lugar en el que estás. Pero lo anterior no es totalmente malo, así aprenderás a tener los sentidos más alerta. Y la playa puede disfrutarse mucho cuando vas sola, siempre hay dudas que se aclaran y planes que surgen, así que no te pierdas la oportunidad. 

Fotografías: Yo soy una adicta ala cámara, me encanta tomar mil fotografías, por todos lados, en todos momentos, sin embargo, habrá momentos en que será mejor priorizar y decidirte a disfrutar solo de lo que está pasando a tu alrededor y guardarlo como parte de tus experiencias propias,así evitarás que por buscar un buen ángulo te pierdas de la maravilla que quieres captar. 

Por otro lado, asegúrate de saber cuánto dura tu batería de celular y cámara, y así podrás administrarla mejor.

De éste punto lo único malo es que a veces no hay quien te tome las fotografías como las deseas, pero, ya están los selfie-stick o podrías de repente pedir a alguien el favor de que te tome una foto, solo elige bien a quien le pedirás dicho favor.

Dinero: Al viajar sola cuidarás más tu dinero, principalmente porque dependes de tu presupuesto y si decides comprar algo será porque a ti se te antojó y no a otras personas, así que, si lo ves desde un punto de vista especial: cada peso será invertido en tu felicidad solamente.

Tu habitación: Aunque suene tonto, este pequeño detalle también hará especial a tu viaje, porque será completamente tuya la habitación, podrás disfrutarla a tus anchas, si deseas aire acondicionado lo pones, si quieres silencio nadie te molestará, si deseas desvelarte viendo televisión o dormir temprano podrás hacerlo, podrás hacer todo lo que desees porque no tendrás que preocuparte por molestar a alguien más y eso, es encantador. 

Cuidarás más de ti: A veces cuando viajamos con otras personas terminan por cuidar de nosotras tanto que extrañamente nos atenemos a sus cuidados, pero, al viajar sola, pues tu bienestar depende de ti, debes estar más alerta, pensar en las situaciones en los riesgos e incluso tendrás que estar al pendiente de detalles como: ponerte suficiente bloqueador, comer bien, tomar suficiente agua, etc. 

Cambias de rutina, cambias de adicciones: Quizá en tu día a día estés super acostumbrada a desayunar un licuado, después tomar un café... pero, al estar de vacaciones, te aficionas a otras cosas, por ejemplo, quizá adores un té que preparan cerca de donde estás hospedada y adores beberlo diario por las mañanas, eso ya es un respiro a tu rutina y te abres a cosas nuevas que te harán expandir tus horizontes cuando regreses a tu ciudad. 

Sin duda, viajar sola es una gran decisión, al principio suele dar miedo, todo lo desconocido da miedo, pero, te puedo decir que después de animarte a viajar sola te sentirás mejor, más poderosa e incluso hasta desearás viajar sola más seguido, para disfrutar completamente, para pensar, para reflexionar, para reencontrarte. 

 

 

 


adv3 300 x 600

The Best United Kingdom Bookmaker lbetting.co.uk Ladbrokes website review