Siguenos

Mandalas... para la relajación y concentración

La palabra mandala o mándala proviene del sánscrito y significa cículo sagrado. Es símbolo de sanación, totalidad, unión, integración, el absoluto. Al ser un círculo tiene la forma perfecta, por lo tanto representa a: la eternidad,  la creación, al mundo, a Dios, al ser humano y a la vida misma.

 Casi todo a nuestro alrededor está formado por circulos, ellos representan los ciclos infinitos de la vida e incluso nuestro cuerpo se encuentra lleno de formas redondeadas, lo que nos recuerda que somos sistemas dentro de sistemas, pertenecemos al absoluto y el absoluto está en nosotros.

Los mandalas han sido utilizados por grupos espirituales desde hace mucho tiempo atrás. Observar o dibujar mandalas nos ayuda a manifestar nuestra energía creativa y a reconectarnos con nuestro ser.  Pueden variar en colores o diseños, pero básicamente constan de un centro y cuatro puntos cardinales.

Cuando nosotros trabajamos con mandalas, es decir, si los dibujamos o los observamos, dicha actividad podría asemejarse a un viaje hacía nuestra esencia, debido a que representa la totalidad de nuesto ser, reflejando la psique humana y haciéndonos responder a ellos más allá de nuestra edad, género, raza o cultura. 

 

SON ÚTILES PARA... 

Además de el hecho de conectarte con tu interior, un mandala tiene otros múltiples beneficios, por ejemplo, te ayuda a concentrarte, activa tu energía positiva, expandes la capacidad de tu mente y tu memoria, además de ayudarte a meditar de manera efectiva.

Tener mandalas cerca de ti, también tiene muchos beneficios. Si los tienes en tu casa se creará un mejor ambiente lleno de armonía y balance y si tienes uno de ellos en tu oficina o negocio podrás atraer armonía, abundancia y prosperidad. 

En general un mandala te ayudará para estar en armonía, concentrado y relajado, eso beneficia mucho al momento de enfrentar problemas o de tomar decisiones. 

 

COLORES EN LOS MANDALAS 

La manera más sencilla de utilizar un mandala es coloreandolo, esa simple acción te ayudará a concentrarte, a poner tu mente en algo para después solucionar mejor los problemas o para relajarte. Todos los colores que tengan que ver con éstos círculos siempre serán positivos, sin embargo, si tenemos algún problema que deseamos solucionar podemos elegir un color específico para mejorar en dicho asunto. A continuación te mencionamos una lista de colores y su explicación referente a lo que deseas mejorar.

Rojo: Es el color del amor, de la pasión, la sensualidad, la fuerza, la resistencia, la independencia, conquista e impulsividad. También es el color de la ira y el odio. Incrementa la confianza y seguridad en sí mismo, permite controlar la agresividad y el deseo de querer dominar a los demás. 

Naranja: Representa a la energía, el optimismo, la ambición, el valor y la confianza en si mismo, además de el afán de prestigio y la frivolidad. Fomenta la tolerancia para socialidar, incrementa la autoestima, ayuda a enfrentar los retos. Enseña a utilizar los éxitos y fracasos como experiencias y aprendizajes. Propicia energía positiva para llevar a cabo proyectos y lograr metas. 

Amarillo: Es la luz, el sol, la alegría, entendimiento, liberación, crecimiento, sabiduría, fantasía, anhelo de libertad. También refresenta la envidia y superficialidad. Ayuda a liberar los miedos internos. Permite manejar con balance el ego, las desiluciones y todo lo que te afecta emocionalmente. Ayuda a canalizar mejor la intelectualidad. 

Verde: Representa el equilibrio, crecimiento, esperanza, perseverancia, voluntad, curación, integridad, bienestar, tenacidad y prestigio. Por otro lado, también representa la falta de sinceridad, la ambición y el poder. Proyecta la tranquilidad y balance en lo sentimental. Permite expresar los sentimientos más libremente, expande el amor interno hacía uno mismoy los demás. Ayuda a liberarse de apego a las posesiones o a las falsas excusas. 

Azul: Se relaciona con la calma, la paz, serenidad y seguridad. Por el lado negativo representa a la ingenuidad, el vacío y el aburrimiento. Ayuda a exteriorizar lo que se lleva por dentro permitiendo evolucionar a medida que se van dando cambios en la vida personal. Evita la frustración y la resistencia para comunicarse con la gente, además de permitir una mayor tolerancia a los pensamientos de los demás.

Índigo: Ayuda a comunicarse efectivamente, abriendo la intuición. Permite aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando directamente a la inteligencia de la conciecia cósmica. Fomenta el control mental y expande los canales de recepción para percibir la verdad en culquier cosa o nivel de vida. Estimula la confianza en ser guiado por su propio sentido interior. 

Violeta: Representa la magial, la espiritualidad, la tansformación y la inspiración. En el lado negativo también representa la melancolía, la pena y la renuncia. Ayuda a expandir el poder creativo desde cualquier ángulo hacía cualquier arte, permitiendo a la persona expresar su visión de la realidad y su contacto con la fuente primordial del creador del universo. Evita que seamos extremistas o absolutistas con el fin de expendirse explorando las dimensiones de la imaginación y el conocimiento. 

Rosa: Respresenta la amistad, sociabilidad, comunicación, imaginación, el humor y el encanto. Dentro del lado negativo nos representa el egoismo y la necesidad de reconocimiento. Envía estímulos de equilibrio en todos los niveles. Además hace referencia al amor universal, la bondad, la paz interna y la autovaloración. Equilibra las emociones, ayuda a liberar resentimientos, enojo, culpa y celos. 

 

COLOREAR UN MANDALA

Si estás decidida a comenzar a colorear mandalas, debes saber que tú misma puedes crearlos, si te gusta dibujar deberías intentar crearlos tú, la forma básica parte de un círculo y cuatro puntos cardinales, Sin embargo, puedes tomar como base alguna otra figura (triangulo, corazon, octágono) si así lo deseas e ir agregando formas en forma circular, decorando incluso con formas místicas,  estrellas, lunas, flores, aves o lo que desees. Pero, si dibujar no es lo tuyo, puedes buscar imágenes de mandalas en blanco y negro para colorear, procura que los diseños que elijas te proyecten paz y tranquilidad.

Antes de empezar a colorear busca un lugar tranquilo para hacerlo, enseguida observa detenidamente tu mandala para centrarte en él y canalizar adecuadamente tu energía. 

Comenzar a colorearlo de adentro hacía afuera significará que hay algo en el exterior que deseas comprender, en cambio, colorear de afuera hacía adentro te ayudará a mejorar tu autoconocimiento, todo irá de afuera hacía adentro, hacía tu interior. Decide la dirección en que vas a pintar y mantenla.

Al elegir los colores puedes hacerlo de manera intuitiva, aunque no combinen, así podrás descifrar tu estado de ánimo. Si decides elegir los colores, eso te ayudará a mejorar tu ánimo o enfocarte en lo que deseas lograr

Quizá te de sueño mientras coloreas, si estabas estresada  el mandala estará cumpliendo con su efecto relajante, en este caso será preferible dejarlo e ir a descansar. 

Si no terminas el mandala en esa ocasión, déjalo así, la próxima vez que desees colorear uno, elige uno nuevo y con colores que vayan con tu estado de ánimo. Es mejor no continuar con trabajos anteriores. 

Colorear mandalas nos ayudarán a concentrarnos, a estar en armonía, a entender lo que hay en nuestro interior dando la bienvenida a sentimientos buenos (energía positiva) y a liberar los malos sentimientos que nos dañan (energía negativa). 

 


adv3 300 x 600

The Best United Kingdom Bookmaker lbetting.co.uk Ladbrokes website review