Siguenos

Museo Regional de la Cerámica

El Museo Regional de la Cerámica está ubicado en pleno corazón de Tlaquepaque, justo sobre el andador Independencia, el cual solo es posible transitar a pie; al caminar por dicho andador puedes toparte con galerías, tiendas de accesorios, ropa, ornamentos decorativos, del mismo modo, también te encuentras con lugares hermosos para desayunar, comer, cenar o simplemente pasar un buen rato de amena charla.

Por: Oz Castro

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Twitter: Oz_Castro

 El Museo Regional de la Cerámica fue fundado en 1954 en una hermosa residencia del siglo XVII y XVIII que perteneció al rico y famoso hacendado Francisco Velarde, apodado el "Burro de Oro" originario de la Barca, quien fuera General en el Gobierno de Santa Anna pero según se cuenta fue un titulo "adquirido" por los favores otorgados ($$) al gobierno, fue fusilado por apoyar al segundo imperio. Esta señorial casona de campo estaba exquisitamente amuebladas al lujo y estilo europeo, de campo porque era costumbre de los ricos hacendados tener fincas en San Pedro Tlaquepaque para descansar. Hoy conserva y exhibe la Cerámica más tradicional del Valle de Atemajac, así como algunas de las piezas triunfadoras en el Premio Nacional de la Cerámica. 

¿Quien fue "El Burro de Oro"?

Nace a principios de 1800 de la unión de Don JOSÉ CRISPÍN DE VELARDE, notable abogado y miembro prominente del Real Consulado y de la Diputación Provincial de 1813, y de Doña JOSEFA DE LA MORA y TORRES, señora hija a su vez del importante hacendado JUAN JOSÉ DE LA MORA y PALMA, parientes cercanos de la prominente y rica familia de los VILLAR- VILLAMIL. Ella por si misma dueña de las más importantes y enormes propiedades y haciendas en la zona comprendida entre La Barca, Jalisco, y Zamora, Michoacán, así como parte del Lago de Chapala, mismas que en su momento heredó nuestro personaje FRANCISCO VELARDE, debido a que sus dos únicas hermanas abrazaran a temprana edad la vida conventual.

FRANCISCO VELARDE era considerado en la sociedad de aquel entonces como un ignorante e iletrado general imperialista y conservador de escasa inteligencia y gran fortuna en oro y plata, que se la pasaba entre su palacio de la Avenida Hidalgo y Pino Suárez hoy oficina publica y sus casonas y haciendas. 

El 25 de enero de 1867, cuando Maximiliano estaba sitiado en la ciudad de Querétaro, el general Don Ramón Corona, como jefe de la División de Occidente, ordenó, que se entregaran como prisioneros de guerra todos los imperialistas que radicaran en poblaciones y lugares dominados por los republicanos, y en caso de desobediencia, serían perseguidos, capturados y fusilados.

Cuando los republicanos avanzaban hacia La Barca, lugar donde se encontraba en ese momento Francisco Velarde, éste huyó hacia Zamora donde logró esconderse, hasta que fue denunciado. El burro de Oro intentó escapar. Al llegar el ejército a lugar donde se encontraba, corrió para escabullirse, pero como estaba bastante gordo, no pudo brincar una barda de un metro de altura y ahí lo atrapó Francisco Tolentino. Velarde suplicó que le perdonaran la vida, incluso le ofreció a Tolentino su peso en oro montado en su caballo, pero al general, le importaban más sus ideales que el oro, así que sacó la pistola y ahí mismo le dio muerte al afamado “Burro de Oro”.



adv3 300 x 600

The Best United Kingdom Bookmaker lbetting.co.uk Ladbrokes website review