Siguenos

¿Te sientes agotada?

Durante todo el día tienes sueño, al leer sientes que se te cierran los ojos, te quedas dormida viendo la televisión o incluso dormitas en el cine, cada noche duermes cansadísima y por la mañana las cosas no mejoran pues en lugar de sentirte reparada es como si un tren te hubiera pasado por encima... si eso te suena familiar, es seguro que ya hayas llegado a la conclusión de que simple y sencillamente estás terriblemente agotada, reconocer el problema suele ser fácil, lo malo es que en muchos de los casos no valen solo las vacaciones para recuperarte, hace falta mirar más allá observar tu forma de ser, de desenvolverte, de afrontar el día a día.

 Sigue leyendo, nosotros quizá podamos darte una pista acerca de por qué te sientes agotada siempre. 

 

 1.- Te enfocas en demasiadas cosas, tienes muchos retos por vencer: No te decimos que te olvides de tus metas o de lo que deseas lograr, te sugerimos que vayas por partes, enfócate en lo necesario solamente, elige y toma prioridades. 

 Organizarte de manera adecuada también es una forma de evitar una vida en constante carrera con el reloj, relájate, haz un plan, procura ser disciplinada y no te olvides de dejar un tiempo para ti misma, para descansar. 

 Ojo, no se trata de ponerse un horario tipo militar, sino de organizarte de forma consciente para rendir mejor en tu día a día, no te sobrecargues. 

 Roma no se conquistó en un día, todo lo puedes lograr, aunque, no al mismo tiempo.  

 2.- Seguro abusas de tu smartphone: Pero no te preocupes, esto nos pasa a todas y a todos, ya que, en esta era moderna es muy común revisar las redes sociales antes de ir a dormir y aunque parezca una costumbre inocente, la información recibida, más la luz que despiden las tablets, los telefonos e incluso las televisiones, mantienen a tu cerebro en estado de alerta, por lo tanto, no podrían descansar completamente. 

 Si a lo anterior le sumamos todas las distracciones que nos encontramos y que hacen que el tiempo vuele, nos da como resultado menos tiempo de descanso y un cerebro que no está completamente relajado. 

 Lo ideal es alejarse de cualquier aparato 1 hora antes de dormir, pero prueba con media hora primero y notarás la diferencia. 

3.- Eres una mujer multitarea: Ya lo sabemos, todas estamos acostumbradas a hacer más de una tarea, está en nuestros genes, no podemos evitarlo; es sencillo enviar un mail, hablar por teléfono e incluso cocinar al mismo tiempo, pero de repente es contraproducente, porque después de un tiempo solo comenzamos a agobiarnos y a rendir menos, lo cual terminar・por frustrarnos. Intenta hacer una tarea a la vez y seguro fluirámejor.

4.- Quizá estés deshidratada: Puede parecer broma, pero, la deshidratación nos hace sentirnos cansados, adormilados y sin energía, así que, si por un día ajetreado te olvidas de tomar agua y abusas de bebidas como el té y el café que te hacen liberar muchos líquidos, es normal que llegues a deshidratarte, así que, no olvides que debes beber alrededor de 2 litros de agua al día y si es posible, bebe agua de coco para tener los electrolitos necesarios, es algo natural y es buenísima. 

 5.- No estas durmiendo lo suficiente: Podría  parecer algo obvio, pero de verdad debes dormir más, quizá acostumbras desvelarte por ver una película o serie que te enganchó, por salir a cenar, por terminar ciertos trabajos o simplemente por un odioso insomnio, pero debes tomar cartas en el asunto y procurarte las horas necesarias de sueño para descansar, de lo contrario, seguirás sintiéndote agotada y no rendirás. Quizá puedas intentar alguna técnica de relajación como el yoga o la meditación. 

 6.- Problemas con la tiroides: No queremos asustarte, pero en ocasiones es bueno acudir a un chequeo cuando las cosas no parecen normales. 

 La tiroides produce una hormona que se encarga de controlar el metabolismo y la energía, si está produciendo cantidades bajas de dicha hormona, te sentirás cansada e incluso hasta podrías aumentar de peso. 

7.- Adicta a la perfección: Ser perfeccionista en exceso podría parecer un buen atributo, sin embargo, también es agotador. Sin duda es bueno imponerse nuevos retos y esforzarse por cumplirlos, pero a veces hay que fallar y el mundo no se acaba por eso. Deja de sentir miedo a fallar, tus fallos no te definen, tu actitud es la que te define, así que cambia tu perspectiva y seguro la energía fluirá mejor, lo que te ayudará a ser más feliz contigo misma. 

 


adv3 300 x 600

The Best United Kingdom Bookmaker lbetting.co.uk Ladbrokes website review